Home > INTERNACIONAL > ¿BEAUMONT? ¿PICHOT?

¿BEAUMONT? ¿PICHOT?

  •  
  •  
  •  

Entre el 26 y 30 de abril se enviaron los votos a una consultora en Suiza, para elegir al presidente de la World Rugby 2020-2024. El martes 12 de este mes, en Dublín se dará a conocer el resultado final. Es decir, las cartas ya están echadas, o mejor dicho los votos, son para dos candidatos: el actual presidente el inglés Bill Beaumont y el actual vice, el argentino Agustín Pichot.


Son en total 51 votos, y aquel que logre 26 gana por simple mayoría. No todos los países o confederaciones tienen la misma cantidad de votos. La elección se hará de manera virtual por la pandemia del Covid 19
* Tienen 3 votos Escocia, Inglaterra, Italia, Gales, Irlanda, Francia, Australia, Argentina, Nueva Zelanda y Sudáfrica,
* Tienen 2 votos las confederaciones regionales de Asia, África, Europa, Norteamérica, Oceanía, Sudamérica y Japón.
* Tienen 1 voto Rumania, Georgia, EEUU, Canadá, Fiji, Samoa y Uruguay, unión que que por primera vez votará.

Desde 1995, cuando se formó la primera lista para elegir presidente, de la entonces International Rugby Board, siempre el máximo organismo rector del rugby mundial estuvo conducido por europeos: el galé Vermon Pugh (1995-2002), el irlandés Syd Millar (2003-2007), el francés Bernard Lapasset (2007-2015) y finalmente el ex segunda línea y capitán de Inglaterra Bill Beaumont (2016-2020). Es decir, los poderosos del Seis Naciones manejaron las riendas del rugby mundial.
QUE PROPONE AGUSTÍN PICHOT
El ex capitán de Los Pumas, ha dado a conocer sus ideas fuerza para el rugby mundial, donde pretende básicamente una mayor participación de todos los países donde el rugby ha llegado o está llegando, además de un ordenamiento del calendario global para facilitar las competencias. Para la cultura conservadora del rugby europeo, las ideas del argentino suenan a «revolucionarias», pero entonces bien venidas sean.
* Más países en el ahora llamado Seis Naciones
. * Mas países en el Rugby Championship.
* Desarrollar los países hoy llamados emergentes, para que puedan acceder a competencias internacionales.
* Una estructura de gobierno más democrática, con mayor participación de uniones nacionales, con mayor diálogo con ligas profesionales y sponsors.
* Jerarquizar la participación de los jugadores, participando en la toma de decisiones.
* Un mayor trabajo en el rugby de base de todas las regiones.
QUE PASA EN LA CONSULTORA SUIZA?
En el corazón de Europa, hoy se están contando los votos que hasta este jueves llegaron desde todo el mundo. Son 51 votos y las especulaciones han comenzado a rodar .
En las últimas horas Gales, en votación dividida, expresó su apoyo a la figura del inglés, y se suma a Italia y la Federación Europea. Una de las «astillas» en el zapato de Beaumont, es Irlanda, donde todavía no se ha digerido de la mejor manera el hecho de quedarse afuera de la organización del Mundial 2023, que en definitiva fue nuevamente a Francia.
Por el lado de Pichot, han expresado su apoyo Asia, Sudamérica y Uruguay.
Hasta ahora según las cuentas cada candidato tendría 22 votos, y estarían en el terreno de la incógnita 7 votos. Por el lado del argentino estarían los 12 votos del Rugby Championship (suman tres cada uno: Nueva Zelanda, Sudáfrica, Australia y Argentina), más los dos cada uno de las regiones de Oceanía, Africa, Asia y Sudamérica; también suma uno Uruguay. Podría agregarse un europeo: Georgia.
Los votos esperados son los de Samoa y Fiji, que podrían votar a Pichot, mientras Canadá y Rumania, se sumarían a Beaumont. Pero la mayor incógnita son el destino de tres votos: región Norteamérica (2) y Estados Unidos (1).
Cada uno ya hizo sus mejores jugadas. Si bien oficialmente el resultado se conocerá el 12 de mayo, el «resultado» del esfuerzo electoral ya descansa en un escritorio suizo. Beaumont o Pichot, esa es la pregunta.
Sobre quien no hay interrogante es en la figura del vicepresidente, que será si o sí el francés Bernard Laporte, actual presidente de la Federación Francesa. Laporte fue propuesto por Inglaterra y Rumania, pero como no hay otro candidato propuesto (se vota por separado presidente y vice) gane quien gane, el amigo Bernard tendrá su asiento en la World Rugby.