DE ROSARIO A ROVIGO SIN ESCALAS


No es común llegar al nivel Top del rugby italiano y jugar dos finales. Y esa situación nada frecuente para un argentino la vivió Facundo Ferrario, el ex Jockey Club, con el flamante campeón, el Rugby Rovigo Delta.


 

Facundo enseguida reconoce que "he tenido la suerte de jugar dos finales, ganamos la de este año, algo realmente muy lindo, y ahora vuelvo por mi tercera temporada, disfrutando de tener el scudetto en el pecho. Después veremos".

Pero enseguida hay una expresión de sinceridad plena, reconociendo "me costó despojarme de mi club, de mis afectos, de la satisfacción de de jugar con mi hermano, son cosas que pegan fuerte en los sentimientos"

Finales allá, finales acá. "No es lo mismo que jugar con tu club. Si bien estoy muy metido en mi club allá, -agrega- jugar acá es muy diferente. Cuesta expresarlo, pero ese amor por la camiseta del Jockey te da una energía tremenda, es algo incomparable", recordando las experiencias vividas en nuestro TRL.

De Rosario a Rovigo. De amateur a profesional. Toda una transición, pero "en mi caso no tuve problemas en adaptarme al profesionalismo. Ocurre que acá ya estaba entrenando como si lo fuera, porque estaba en la Academia UAR y en mi club, sinceramente estaba muy dedicado a entrenar. La diferencia entre lo amateur y lo profesional, es que allá me pagan por jugar, no veo grandes diferencias entre los buenos equipos del Litoral de los que juegan en Italia."

Surge inevitablemente la comparación entre uno y otro rugby. El máximo nivel italiano y nuestro amateurismo. "Más de una vez lo dije en mi club. La primera del Jockey del 2019, era un equipo increíble y en mi concepto estaba plenamente capacitado para jugar de igual a igual con cualquier equipo italiano. Y asi como pongo ese ejemplo, me queda claro que varios del Litoral están en esas mismas condiciones. Acá, aunque algunos no lo crean, hay un nivel increíble, la estructura de nuestros clubes es realmente notable. Creo que deberíamos dejar de quejarnos y aprovechar lo que tenemos, ninguno de nuestros clubes se queda atrás, no estamos lejos del rugby profesional que he conocido, diría que más de uno está a la par o mejor".

Seguimos analizando aquel profesionalismo, con nuestro amateurismo. "Acá se tiene un poco más de desconcentración, porque alterna el rugby con la familia, los estudios o el trabajo. En cambio allá estás dedicado todo el día a tu deporte. En la Argentina la mayoría de los jugadores finalizan a las siete de la tarde sus actividades y entonces llegan cansados al entrenamiento. Esa es la principal diferencia que veo entre uno y otro rugby, insisto a nivel estructuras, conocimientos, aprendizaje, estamos iguales". dice, mientras de a poco se va despojando momentáneamente de sus afectos rosarinos para encarar las responsabilidades del profesionalismo italiano. De Rosario a Rovigo, pero con la "verdiblanca" grabada en el pecho.

OTRAS NOTICIAS

HAY CALENDARIO PARA LOS PUMAS

La Unión Argentina confirmó el calendario que tendrá el seleccionado argentino para la ventana internacional de medio año (Francia y Uruguay) y el Rugby Championship,

REAFIRMACION Y CAMBIOS EN EL SRA

Con el objetivo de mejorar el Súper Rugby Américas, elevar el tiempo de balón en juego, preservar la competitividad y reforzar el respeto, el Board