DEL PARQUE URQUIZA A CASTILLA Y LEON


Allá por el 2012, como jugador, se lanzó a la aventura europea. Hoy es el head coach del Recoletas Burgos y en su derrotero rugbístico aparece también el rol de entrenador asistente del seleccionado nacional femenino de España. Es José García, a quien conocimos como centro y capitán de Estudiantes de Paraná.


Los José del Burgos: García y Basso

Y como toda charla empezamos por el principio. «Vine como jugador a Santander en 2012, invitado por Luciano Marcó un amigo del club para hacer una experiencia. Estábamos en la División de Honor B y ascendimos ese año. En el equipo estaban Manuel Covella, Patricio Todeschini, Conrado Chiapero, entre otros. Regresé a Paraná, entrené a Estudiantes en 2014 y en 2015 volví a España como entrenador-jugador en Santander hasta el 2020, pero luego vine a Burgos, jugué algo y luego me invitaron a entrenar».

Es el paso que muchos dan. Dejan a un lado las vendas, los botines y le dan descanso al cuerpo de tantos tackles, pero…el césped siempre llama y «entonces -recuerda el parananese- había decidido dejar Independiente de Santander, pero un argentino que había jugado en Hindú y en ese momento estaba en Burgos, me comentó que buscaban entrenador asistente».

Y así empezó esta historia, en la comunidad de Castilla y León, con mucho aprendizaje, la oportunidad de demostrar trabajo y el nacimiento de una buena relación con Juan González a la sazón head coach del Burgos, pero «cuando lo llamaron para entrenar a las chicas del seleccionado de España, quedé en su puesto, pero también me llamó para que sea su entrenador asistente entrenando las backs españolas, lo cual es otra linda experiencia».

La charla viene bien para conocer un poco más del rugby español, que poco a poco se va constituyendo en una meta para muchos argentinos que como José, buscan la experiencia del profesionalismo. «Hoy la Federación Española -dice- tiene su competencia en tres niveles: División de Honor, donde estamos con Burgos, División de Honor B y las categorías regionales. En nuestro caso viajamos por todo el país, mientras que los otros niveles deben competir buscando el ascenso».

El paranaense es el head coach del Recolestas Burgos

División de Honor, la elite del rugby español, por donde aparecen muchos nombres conocidos y otros no tanto. Invariablemente surge la comparación con nuestro amateurismo. «Te diría que es similar al de nuestros clubes en nuestras mejores uniones argentinas, -explica- pero es un poco más duro el contacto y talvez un poco menor en cuanto al ritmo de juego».

«Un ejemplo de ello -agrega- lo vimos cuando estando en Santander, vino Atlético del Rosario en gira, al cual le ganamos, pero se vio claramente la diferencia a nuestro favor en el contacto, pero cuando ellos generaban un quiebre el ritmo de Plaza se hacía difícil de sostener».

Si bien el profesionalismo se va insertando paulatinamente quedan resabios del amateurismo. Hay una convivencia que para el head coach de Burgos, «es difícil definir, porque si bien es cierto hay muchos extranjeros profesionalizados, como es en nuestro club y otros, incluso con algunos españoles que vienen de otras ciudades, diría que somos una isla. Porque no todos tienen las posibilidades económicas y se presentan a competir con jugadores formados en sus clubes como en la Argentina. Y esa diferencia se ve al momento de la competencia».

Y cómo es un club profesional de la División de Honor, como Recoletas Burgos? Cómo se va estructurando para instalarse deportivamente entre los mejores? Inquietudes que tienen respuestas. «Es un proyecto a largo plazo, porque si bien la punta del iceberg es un equipo profesional, se trabaja muchísimo en el desarrollo de infantiles y juveniles y es allí donde trabajan jugadores del plantel superior. No es un proyecto resultarista, más allá que queremos ganar siempre, pero somos conscientes que lo importante es la persona, que se sienta cómoda y eso es una linea que baja a todo el club. Me ha sorprendido la decisión de la directiva por apoyar este proyecto, buscando mejorar, confiando en todo lo que planteamos, lo cual te permite trabajar tranquilo» reconoce quien fuera jugador y también entrenador del actual campeón del Litoral.

José, con el buzo de entrenador asistente del seleccionado femenino de España

En el Recoletas Burgos Universidad (su nombre completo es Club Deportivo Aparejadores Rugby Burgos) hay varios conocidos como Tommy Carrió y Facundo Sacovechi, ambos ex Duendes; Estanislao «Tany» Bay, ex CRAI quien intregra el seleccionado de España; Néstor Gramajo, ex GER y un apasionado que disfruta y «mira» el rugby a travéz del lente de su cámara, como es Claudio Brandolini. El rufinense José Basso, ex Duendes, completa el staff técnico.

«Algo muy bueno que he visto -agrega- es que todos están alineados en la misma dirección, todos quieren ayudar y la prueba la vemos en nuestro staff donde vamos viendo jugadores actuales, que en el futuro serán entrenadores como una forma de darle continuidad al proyecto. En poco tiempo nos hemos posicionado en el rugby de España».

Pero el rugby de la península ibérica no solo aparece como un atractivo para nuestros jugadores, sino que poco a poco se ve más el escudo del león en las canchas internacionales. Los juveniles jugarán este año el World Rugby U20 Championship en Sudáfrica, por el mérito del ascenso en el 2023. Eso también vale la reflexión de José: «El rugby se está visualizando bastante más, por eso fue una pena la no clasificación a Francia 2023 por la mala inclusión de un jugador, porque hubiera sido un impacto grande en toda España. En ese aspecto la Federación Española está trabajando muchísimo para que se compita a nivel internacional, tanto en mayores como en juveniles y en seven, a nivel femenino y masculino»

Llega la hora del «hasta luego» dando gracias a la tecnología que acorta las distancias y ese sinceramiento final. «Estoy muy bien en España, -reconoce- aunque me hubiera gustado hacer alguna experiencia en otro país europeo, como Italia. En Argentina me costaría mucho ser profesional, porque es una idiosincrasia distinta, allá el rugby se vive de otra manera. Pero ahora quiero disfrutar este presente, pero no descarto nada». Y el abrazo a la distancia con José Ignacio García Vitor.

OTRAS NOTICIAS

VAN POR LA FRUTILLA DEL POSTRE

Este viernes a las 9 (hora argentina) Los Pumitas cerrarán un excelente mundial enfrentando a Australia por el 5º puesto del World Rugby U20 Championship,