EL LITORAL PINTADO DE AZUL Y AMARILLO


Fue fiesta se la busque por donde la busque. Con sabor dulce para unos y amargo para otros. Pero fiesta para el rugby en una ciudad que vivió un hecho que ha dejado un hito en su historia deportiva. Al final Gimnasia y Esgrima recuperó aquella corona que supo ganar a principios de siglo al vencer a Estudiantes por 14-11.


Un estadio colmado, con casi 10.000 espectadores que vivieron una jornada imposible de olvidar. Un público que le puso calor y color a una tarde perfecta para disfrutar del deporte. Una organización que no dejó nada librado al azar, desde el momento mismo que comenzó a gestarse la definición del XXII Torneo Regional del Litoral. Como toda final, hay quienes siguen festejando y hay quienes guardan su alegría para otros tiempos.

La belleza de las tribunas, no se trasladó al terreno. Se dio el partido que muchos preveían. El rugby fue el único invitado que esta vez no apareció. Duro, forcejeado, con defensas ordenadas, imponiendo con firmeza el primer tackle. Los espacios solo se vieron por instantes.

Estudiantes, con toda la presión encima de su primera final y un público que enloqueció con su pasión, intentó jugar un poco más. Pareció estar algo impaciente al principio. Se lanzó a jugar desde abajo, pero fue una quimera superar la primera línea defensiva de los rosarinos. Incluso sobre el final, jugando contra reloj, el dueño de casa ensayó una ofensiva que chocó una y otra vez contra la muralla auriazul.

Joaquín Ferreyra se impone en las alturas (Foto Jano Colcerniani)

Gimnasia fue un equipo paciente, ordenado, manejó mejor los tiempos, jugó siempre cerca de sus formaciones. Intentó hacerse fuerte en el centro de la cancha para desde allí buscar dos frentes de ataque, pero siempre con prudencia, sin arriesgar demasiado, especulando con el error rival. Se movió por los diferentes canales y sectores de la cancha, pero sin salirse de ellos, controlando en el contacto, aprovechando sus pelotas en la cola de line, para avanzar en el terreno.

Por momentos, en el afán de imponer territorio, especialmente en el segundo tiempo, uno y otro, usaron casi hasta el abuso el pie. No siempre bien. Porque lo fondos prolijamente se encargaron siempre de devolver la bola. Por eso, el juego brilló por su ausencia y solo la incertidumbre de algún error, para mover el tablero, le dio aire a las tribunas para su duelo de cantos.

El final tuvo la inevitable carga de emoción. Estudiantes a la carga barraca y Gimnasia esperando con firmeza, clausurando las intenciones albinegras, esgrimiendo la bandera del "no pasarán".

No es novedad decir que las finales, como los clásicos, no se juegan, se ganan. Así Gimnasia se llevó para sus vitrinas la tercera copa litoraleña, que se suma a las del 2003 y 2004. Para esta generación, que supo perder finales, pero también ganar otras, el TRL 2022 es una deuda muy bien saldada, porque en el Parque Urquiza, puso la última piedra de todo lo construido a lo largo del año.

Estudiantes cayó jugando hasta el minuto final. Dio todo y algo más. Dejó en claro que llegar a la final no fue una casualidad. Por su entrega, pero fundamentalmente por lo hecho a lo largo de la temporada merecía ser parte de esta fiesta. Acarició la gloria. Las heridas de esta tarde serán testimonios de orgullo para esta generación de jugadores, que supo poner a la centenaria entidad paranaense entre las mejores de la región y todavía hay mucho futuro para disfrutar.

Escenario: Club Estudiantes, Parque Urquiza, Paraná
Referee: Damián Schneider
Referees asistentes: Federico Longobardi y Facundo Gorla
Asistentes Pablo Belén y Federico González
TMO Marcelo Pilara.

ESTUDIANTES
Valentín Haiek (Juan Baggini), Ramiro Gurovich (Exequiel Genzeli Gallinger) y Matías Vidal (Camilo Martínez Aquino); Facundo Ferrer y Nicolás Sain (Agustín Bustos); Felipe Villagrán, Juan Mernes (Lisandro Uranga) y Alvaro Ferreyra; Simón Bollo y Sebastián Dorigón; Augusto Perrén, Juan P. Cubasso (Joaquín Maiztegui), Bruno Heit y Tomás Ferreyra (cap); Francisco Lescano.
Entrenador: Pedro Raiteri.

Duelo de capitanes: Ramiro Picotto tackleado por Tomás Ferreyra (Foto Jano Colcerniani)

GIMNASIA Y ESGRIMA
Joaquín Horcada (Marcos Acosta), Franco Palillo (Juan M. De Torres) y Santiago Gramajo; Joaquín Ferreyra y Ramiro Guraya; Marco Gentili, Maximiliano Gómez e Ignacio Villegas; Luciano Fasoletti (Lucio Cucchiara) y Ramiro Picotto (cap); Gerónimo Galli, Andrés Speziali, Manuel Covella y José Forlla (Jerónimo Alonso); Franco Giudice.
Entrenador: Marcelo Martino.

Primer tiempo.
7m. pena Picotto 0-3
24m. try Horcada 0-8
30m. penal Dorigón 3-8

Segundo tiempo.
3m. amarilla Mernes (CAE)
4m. penal Picotto 3-11
16m. try Mernes 8-11
25m. penal Picotto 8-14
28m. penal Dorigón 11-14

(Por Carlos E. Bustos, desde Paraná)

OTRAS NOTICIAS

LA ENFERMERÍA DE LOS PUMAS

El pilar Mayco Vivas y el segunda línea Guido Petti, han sido descartados para integrar el plantel argentino en la gira de noviembre por Europa,

2019 - SAN AGUSTIN - 2022

El proyecto de rugby inclusivo San Agustín, goza de muy buena salud. La cancha del Hipódromo del Parque Independencia fue escenario de la fiesta de