LA URR SE PONE EN MARCHA


Este jueves en el marco de la reunión de presidentes de clubes, la Unión de Rugby de Rosario confirmó los lineamientos básicos para el regreso del rugby a nuestras canchas en todas sus divisiones, que será el 20 de este mes para los encuentros de pretemporada y en marzo para los torneos oficiales.


El saldo positivo de la reunión fue la reafirmación del concepto de esfuerzo conjunto para buscar que los jugadores vuelvan a sus clubes y sean nuevamente partícipes del juego. Tras ese concepto la idea es trabajar responsablemente, atendiendo a los protocolos en vigencia para minimizar al máximo los eventuales riesgos que implica la pandemia que nos afecta.

Surge también la idea de la flexibilización para atender todos los problemas que puedan surgir en el transcurso de las competencias, que si bien reviste precisamente carácter competitivo, la idea fuerza es "reiniciar la práctica del rugby" en nuestra región. Esto amerita valorar, comprender y asistir al jugador en todo momento, soslayando la rigidez de algunas normas administrativas conocidas, en pos de sostener el juego.

Es por eso que la eventual presencia de un tercer equipo debe movilizar a generar competencia de alguna forma para el mismo, como también contemplar los problemas que pueda presentar una divisional por algún positivo o contacto estrecho que surja. En este aspecto la comunicación permanente es la mejor forma de avanzar para superar inconvenientes.

LOS TORNEOS
En cuanto a la competencia se confirmó que el Torneo de Primera División, acompañado por las reservas se iniciará el 20 de marzo, con una etapa clasificatoria en dos zonas de seis equipos, a una ronda, todos contra todos.

Luego los dos primeros de cada zona, los terceros y cuartos, mas los quintos y sextos, disputarán una segunda fase a tres partidos, en tres grupos. De esa manera todos los equipos jugarán 8 partidos. La idea que se sostiene es jugar el tradicional Torneo Regional del Litoral, a partir del 19 junio, obviamente si la situación sanitaria lo permite.

El eventual torneo de Prereserva tiene una fecha clave que es el 8 de marzo, ya que ese día los clubes deberán confirmar su participación, atendiendo siempre al concepto de flexibilización para que la mayor cantidad posible de jugadores, tengan la satisfacción jugar, de la manera que se pueda.

Por otra parte para el nivel Desarrollo se ha previsto como fecha probable de inicio el 14 de marzo y final a principio de julio. Reeditando el modelo que se había planteado para el año pasado, sería con una fase inicial clasificatoria, en cuatro zonas, que a modo tentativo serían:
Sur: Ramallo, Villa Constitución, Arroyo Seco, Pergamino y eventualmente Duendes.
Norte: Roldán, Funes, Casilda, Carcarañá, Cañada de Gómez.
Oeste: Marcos Juárez, Cruz Alta, Armstrong, Las Rosas, El Trébol.
Este: Totoras, San Genaro, San Lorenzo, Capitán Bermúdez.
En la fase siguiente los equipos se agruparían por niveles de acuerdo a la clasificación lograda.

Tras el concepto de flexibilización se ha determinado que en Juveniles el scrum sea simulado, para los partidos de pretemporada atendiendo a que los chicos hace un año que no entrenan. La competencia oficial comenzará el 11 de abril. A propósito de esta emblemática formación, en mayores seguirá el reglamento que se venía aplicando hasta el 2019, situación a contemplar según evolucione el juego, tanto a nivel nacional como regional.

En relación a los viajes, se autorizan utilizar colectivos privados con un 80% de su capacidad como máximo en uso, viajando todos con barbijo mas las correspondientes permisos legales que impone la Comisión Nacional de Regulación de Transporte.

LA CUESTIÓN MEDICA
Obviamente habrá un estricto seguimiento de todo lo referido a lo sanitario, atendiendo a todas las medidas dispuestas por el Estado tanto para los participantes del juego como también de quienes ingresen a los clubes, como así también las medidas que deben tomar éstos para mantener las instalaciones de la mejor forma sanitaria.

No se usarán los vestuarios, tampoco los baños como lugar de aseo, el ingreso al club requerirá cumplir con ciertas normas operativas y administrativas, como también la permanencia y ubicación de los jugadores con sus elementos, quienes llegarán cambiados, listos para jugar. La hidratación deberá ser personal.

Por equipo podrán acceder 25 jugadores (15 mas 10 suplentes) y 5 personas de staff: dos entrenadores, PF, médico y kinesiólogo.

Esto implica organizar un "tercer tiempo" diferente al tradicional, ya que será de menos tiempo, al aire libre, guardando distancia social.

Con respecto al EPC se mantienen los mismos requisitos de años anteriores, pero acá aparece como diferencia fundamental, los casos positivos o sospechosos de Covid 19, ya que será necesario un apto médico específico, donde es fundamental la responsabilidad del jugador.

NOTAS RELACIONADAS