LA VARA ESTÁ MUY ALTA


Los Pumas iniciaron en Londres el camino hacia Australia 2027. El haber sido semifinalistas en la RWC 2023 dejó una vara muy alta lo cual representa un compromiso enorme de dirigentes, staff y jugadores. El desafío ya está planteado, a partir de potencializar aciertos y corregir errores.


En Hazelwoord Centre, la casa del London Irish, en las afueras de Londres fue la presentación oficial de Felipe Contepomi como head coach y la posibilidad de conocer al neocelandés Brad Mooar, el «novato» en el staff de nuestra selección.

Fueron tres días para evaluaciones físicas, chequear la actualidad de cada uno de los jugadores (estuvo ausente el rosarino Jerónimo de la Fuente, lesionado en un partido de su club Perpignan) y charlar mucho sobre los objetivos a cumplir, a partir de un diagnóstico de lo que este plantel ha hecho hasta ahora.

JULIAN MONTOYA, capitán de Los Pumas
“Lo mejor del Camp fue, sin duda, reencontrarnos nuevamente. Con muchos compañeros no nos veíamos desde el último partido del Mundial ante Inglaterra, y volver a vernos después de tanto tiempo es una energía y un ambiente espectacular que, la verdad, se extrañaba mucho. Estoy muy feliz desde ese lado; después, fueron unos días en los que se trabajó en la parte física, haciendo distintos testeos para ver dónde estamos parados, y planteándonos hacia dónde queremos ir.

«Hicimos un análisis de los últimos dos años, y hablamos mucho de continuar con este proceso que estamos haciendo y el comienzo de nuevo ciclo mundialista, en el cual se plantean objetivos a corto, mediano y largo plazo. Fue un Camp espectacular, muy positivo, porque vimos dónde estamos, cómo podemos ser mejores, qué queremos mejorar y, la verdad, estoy muy entusiasmado con todo lo que viene”, dijo el hooker.

Sobre los compromisos que se avecinan este año, expresó: “Sin duda volver a la Argentina siempre es lo mejor del año; jugar ante tu gente, en tu país, es algo espectacular. Jugar dos partidos en casa con Francia es un desafío enorme; estamos todos muy contentos y entusiasmados con esa posibilidad. Además, se suma el Rugby Championship y otra ventana en noviembre, con lo cual es un año muy cargado y muy desafiante, pero es lo que más nos gusta y lo que más buscamos”.

Sobre Francia 2023, recordó: “Jugar una Copa del Mundo es lo máximo a lo que aspira uno como jugador, y hacerlo con la camiseta de Los Pumas lo convierte en algo más especial aún. Creo que haber llegado al cuarto puesto es algo bueno, aunque nos queda la espina porque queríamos una medalla y no lo conseguimos; pero haciendo una evaluación desde ese partido con Inglaterra por el tercer puesto hacia atrás, sin duda fuimos de menor a mayor. Arrancamos el Mundial con un partido en el que no se dio nada de lo que habíamos preparado, pero después se vio cómo el equipo salió de la dificultad en los siguientes encuentros, buscando hacer nuestro juego y para pasar de ronda hasta las semifinales».es.

“Se nota -completó- que tenemos mucho por mejorar, y eso es lo que analizamos en este Camp en Londres. Hay un montón de esas cosas que estamos intentando corregir, pero bueno, el desafío ahora es mejorar lo que estamos haciendo bien y ver cómo podemos ser un mejor equipo superando las cosas que hicimos mal o no tan bien. Ese es el desafío que tenemos por delante. Por eso hablamos de continuar con el proceso que estamos haciendo, en el cual fuimos mejorando mucho en los últimos años, consiguiendo las primeras victorias muy importantes para el equipo, como lo fue ante Nueva Zelanda, o vencer a Inglaterra en noviembre, y también ganar la serie con Escocia y los partidos con Australia. Creo que fueron cosas muy positivas, y ahora hay que seguir con ese proceso, buscar una consistencia mayor, buscar esos resultados que queremos alcanzar, sabiendo que es un ciclo mundialista nuevo”, manifestó el capitán argentino.

OTRAS NOTICIAS