Home > INTERNACIONAL > LOS VALORES DE SUDAFRICA

LOS VALORES DE SUDAFRICA

  •  
  •  
  •  

La decisión de la South Africa Rugby de no participar con su seleccionado en el Rugby Championship pone en claro ese patrimonio indiscutido de quienes entienden a este deporte como fuente de valores. En estos tiempos de superprofesionalismo, los campeones del mundo, decidieron privilegiar al ser humano, dejando de lado el negocio del deporte espectáculo.


Los Springboks vienen de un 2019 histórico. Ganaron el Rugby Championship y a los pocos meses se consagraron por tercera vez en su historia campeones mundiales al ganar la RWC en Japón. Son los indiscutidos mejores del mundo, si evaluamos los resultados deportivos.

Pero ahora han dado otra muestra más del valor que tiene el rugby en su tierra, haciendo prevaler el valor de la salud, por sobre los valores económicos que hoy imperan en el deporte de elite. Porque el eje central de la decisión fue la preocupación por sostener el bienestar y la seguridad de los jugadores.

Entre los argumentos está el poco rodaje de sus jugadores, que recién la semana pasada sumaron minutos de juego, después de casi 30 semanas de los últimos partidos por el Super Rugby en marzo. El ex head coach campeón en Japón y actual Director de Rugby, Rassie Erasmus, ha dicho que sus jugadores necesitan por lo menos unos 400 minutos de juego, para poder afrontar la exigencia de un partido, ante rivales como Nueva Zelanda, Australia y Argentina. Los dos países oceánicos llegan en condiciones muy ventajosas a la cita. Argentina, una vez más, solo llega con la garra de su corazón.

Seguramente la tesorería sudafricana sentirá el impacto. Seguramente los sponsors del torneo y especialmente la TV habrán hecho una mueca de disgusto al conocerse la noticia.

Esta vez el corazón amateur, ese que siempre está atento a la condición humana, tuvo preminencia sobre los intereses económicos. En 1995 el rugby, demostrando su fuerza, fue el símbolo de unión para una sufrida nación. Hoy Sudáfrica, una vez más, demostró su poderío como nación rugbística.