RUGBY FEM, REFLEXIONES DESDE ESPAÑA


Se formó en Gimnasia y Esgrima de Rosario. A mediados de los 70, con 20 años de edad partió hacia España, para seguir el derrotero de la vida. Hoy desde Madrid, por medio de un amigo, Sergio Fernández Candioti nos hizo llegar esta reflexión (LA IDEA) sobre el rugby femenino.


«En España, el rugby femenino se empezó a desarrollar a principio de los 80, del siglo pasado y tuvo mucho que ver en sus comienzos, el desarrollo de los derechos de la mujer, que estaban congelados desde 1936 hasta 1978.

«Desde entonces podemos decir que han sido de las pioneras, mundialmente en practicarlo de una manera federada, siendo España a nivel internacional, una de las potencias de esta modalidad, habiendo ganado el 1er, Campeonato Europeo Femenino en 1995 en la final contra Francia y jugado 15 finales desde entonces, habiendo ganado 10 de ellas.

«Para mí que venía de Argentina, donde el deporte femenino estaba desarrollado en muchas modalidades y en especial acompañando al RUGBY, el Hockey Hierba femenino, cubría y cubre hasta la fecha en la gran mayoría de los clubes, la cuota femenina de sus socios deportivos.

«Al provenir de aquellas costumbres, por ejemplo mi madre jugó al tenis hasta los 80 y +, no veía por entonces con buenos ojos y prejuicios aquella práctica que iba tomando fuerza, primero en Barcelona, luego en Madrid y el resto del país. En aquel contexto y conociendo el rugby español desde dentro, tanto en su infraestructura, como en su concepción, no auguraba yo el desarrollo que ha tenido durante estos años y que una vez que empecé a verlo y disfrutarlo, creo que incluso han superado al rugby masculino en la manera de entenderlo.

«En contra de mis pensamientos de aquella época hoy el rugby femenino en España es una realidad palpable y sigue creciendo. Hace ya mucho tiempo, allá por 1992, tuve la oportunidad de presenciar en el Seven de Benidorm, la competición femenina y ante tal exhibición por parte de las jugadoras inglesas, empecé a vaticinar (LA IDEA), que en el futuro el nivel de las chicas, de todos los países, iba a estar ligado proporcionalmente al nivel del rugby masculino.

«Pasaron unos años y en 1999 estando en Inglaterra con la gira de mi club argentino, Gimnasia y Esgrima de Rosario, tuve la oportunidad de ratificar, mi previsión (LA IDEA).

«Estábamos en el Club Worcester RFU y antes del partido del primer equipo, los sub-21, hicieron un «clinic», con un afamado entrenador inglés en un campo de entrenamiento, espectacular, bajo techo, con todo tipos de medios para la práctica del rugby. Los chicos, llevaban desde los 5 años jugando juntos y su técnica era increíble, así que los ejercicios los hacían a una velocidad de vértigo y sin errores. Debo de decir que hacía muchos años que no veía, una práctica semejante.

«Al término de la misma, aparecieron un grupo de jugadoras para su entrenamiento y cuando vi el nivel de destrezas y velocidad en sus movimientos, no hice más que reforzar, (LA IDEA) sobre el desarrollo del rugby femenino.

«Ahora bien, una vez explicado todo esto. Os quiero contar a cuento de que viene el relato. Como ustedes saben Argentina es uno de los pocos países donde el rugby de clubes, sigue siendo amateur y a la vez tener la desventaja del hockey hierba, el rugby femenino, está poco practicado y hace muy poco tiempo que ha comenzando a ser parte de las uniones provinciales y nacional.

«Habiendo seguido su desarrollo en los últimos años, post pandemia, observé que no era una cosa general y que no en todos los clubes lo practicaban y menos en las uniones (Federaciones) más antiguas donde los clubes suelen ser más conservadores.

«De hecho en Rosario, solo en tres clubes lo juegan y el primer Torneo Nacional de Clubes se realizó en 2011. Ya en octubre de 2023, empezó, levemente a tomar forma mi antiguo augurio, (LA IDEA) cuando Las Yaguaretés quedaron campeonas sudamericanas, por primera vez, después de dos décadas de dominio brasileño y este fin de semana pasado 12, 13 y 14 de enero de 2024, me deleité viendo y disfrutando a mis paisanas, haciendo historia, al obtener la medalla de bronce en el Seven de Dubai, primer paso del Sevens Challenger Series 2024.

«Lo curioso del relato es que consultando el ranking mundial de mujeres a fecha 15 de enero de 2024, Argentina ni siquiera figura en la lista de 64 países computados, mientras España está en el duodécimo puesto. No obstante, mi decepción, al ver que no están incluidas, mi IDEA continua y en un futuro a mediano plazo, veremos a Las Yaguaretés (*), entre la élite mundial.

(*)LAS YAGUARETES: Selección femenina de rugby Argentina.
«YAGUARETÉ: del idioma huaraní, significa “ LA AUTÉNTICA FIERA”. El yaguareté, es el animal emblemático de la Unión Argentina de Rugby. Pero resulta que en 1965, en la gira del selecciono argentino por Sudáfrica, un periodista local que desde la tribuna no podía distinguir bien el escudo, en su artículo periodístico, tras haber derrotado a los Junior Springboks en su casa. Identificó por su estilo, valor, garra y espíritu de lucha a los jugadores, con el «puma americano» y a partir de ese 19 de junio de 1965, por el triunfo en el famoso Ellis Park de Johannesburgo la selección argentina, pasó a llamarse hasta la fecha “Los Pumas”. Y el año pasado, oficialmente al yaguareté, le han borrado las manchas, transformándolo en un Puma».

Por Sergio Fernández Candioti. Madrid 2024

OTRAS NOTICIAS