SIN NOVEDAD EN EL FRENTE


Esta tarde los dirigentes del Litoral mantuvieron una reunión “virtual” a los efectos de seguir analizando la situación en aras de ver que posibilidad existiría de poner en marcha nuestro rugby en la segunda parte del año, en un todo de acuerdo con las disposiciones que en la materia emanen del Estado. Participaron de la reunión, los presidentes de Rosario, Santa Fe y Entre Ríos, que forman el Comité Superior, los integrantes del Comité Ejecutivo y Jorge Bruzzone, vocal de la Unión Argentina de Rugby.


La conclusión es que todo está en el terreno de las posibilidades. Que éstas dependen de como marcha la pandemia en nuestra región y en el país. La idea o mejor dicho la esperanza es que en septiembre el rugby vuelva a nuestras canchas. Pero cuidado, hay que tomarlo como tal, una esperanza, un deseo, nada es concreto, nada puede decirse como cierto. Puede ocurrir que al salir el sol del nuevo día, hay que volver a empezar.
Dentro de ese mar de incertidumbre quien mejor aparece posicionado es Entre Ríos, que no registran casos desde hace unos días y tanto es así que en esa provincia la “caminata recreativa” de los 500 metros está autorizada, no así en nuestra provincia. Esto es un dato que puede llegar a influir para que la tierra de Francisco “Pancho” Ramírez, en una de esas tenga rugby antes que los santafesinos. Pero siempre, en el “puede ocurrir”.
Una de las premisas es la vuelta a los clubes, empezar con los entrenamientos y con control médico más riguroso a los jugadores para no tener sorpresas, ya que el EPC (apto médico) hecho a principio de año no sería suficiente.
La apertura de los clubes serviría por otra parte para que recuperen paulatinamente su habitual vida social y vayan adecuando sus estructuras organizativas a los nuevos tiempos. Este fue uno de los temas tratados la semana pasada con los funcionarios de la Secretaría de Deportes de la Provincia de Santa Fe, de quienes se espera una ayuda para el sostenimiento de nuestros clubes.
Y así estamos. Como dicen los viejos marinos en la tormenta, “navegando en la cresta de la ola”. Con el objetivo de llegar a buen puerto, los dirigentes litoraleños volverán a reunirse el próximo lunes. Por ahora, parafraseando a aquella vieja película antibelicista, “Sin novedad en el frente”.

NOTAS RELACIONADAS