sábado, 22/01/2022

VOCES AL GRITO DE ¡DALE CAMPEÓN!


Entre risas, abrazos y lágrimas, los finalistas fueron dejando su impresión de un partido que muchos recordarán con alegría y otros obviamente con amargura. Por la charla con Super Try, pasaron Bisio, Reyes, Malanos y el entrenador Benítez. Del otro lado Roan, el capitán platense.


Pedro Bisio, wing de Atlético del Rosario, autor de un try

Exultante, corriendo de un lado a otro, sumergido en un mar de abrazos, Pedro Bisio reconoció que "se logró el objetivo por el cual venimos laburando desde hace rato. La charla previa precisamente fue eso, recordando los esfuerzos que hicimos desde que arrancó la pandemia, entrenando sin saber cuando volvíamos a jugar.
Y enseguida analizó estas finales. "Con Los Matreros hubo mucho nervio y eso lo sentimos. Pero en esta final nos soltamos, pudimos jugar, algunas cosas salieron bien, otras mal y ahora solo hay que pensar en el 2022 que será un año durísimo".

Ezequiel Reyes, pilar de Atlético del Rosario

Soltando algunas lágrimas, mientras lo saludaba un histórico del club como "Pepete" Semino, el correntino Ezequiel Reyes, dijo que "se dio como lo esperábamos, muy pero muy duro. Ellos venían de ganarle a Champagnat, que fue el único partido que perdimos. La Plata tiene un buen pack, con peso y sabiendo que jugaban mucho al line - maul, trabajamos en la semana eso para no dejarlos crecer. Defendimos muy bien en nuestras 22, creo que hicimos también un buen trabajo en el scrum.
"En lo personal
-agregó- esto es realmente fantástico, vengo de un año duro, me operaron un hombro, hasta llegué a pensar que perdía el año, pero volví mas fuerte que nunca. Pasé la pandemia, con la familia lejos, pero por suerte hoy vinieron mi hermano y unos amigos para que juntos podamos disfrutar eso". Para dejar una sentencia de vida: "Como todo pilar hay que ir siempre para adelante".

Guillerm Roan, segunda línea y capitán de La Plata RC

Con tranquilidad, aguantando a pie firme el momento, como lo debe hacer un capitán, el "canario" Guilllermo Roan, reconoció que "nos quedamos tranquilos porque dejamos todo dentro de la cancha. Tuvimos algunas fallas en el line y maul. Ese es nuestro punto fuerte, allí hacemos pie como equipo, pero al fallar se nos complicó. Pensé que en el segundo tiempo podíamos marcar diferencias, pero nos terminaron pasando por encima.
Se perdió una final, las esperanzas ahora quedan para el año que viene, pero hay que mirar el camino recorrido y en sentido para el segunda línea de La Plata "hay ver el lado positivo, aunque suene raro cuando se pierde una final. Nos fuimos superando a lo largo del año, recuerdo que cuando jugamos acá al principio del torneo, jugamos peor que hoy. Pero logramos construir un equipo ya que tuvimos muchas bajas, con algunos jugadores que se fueron al exterior y recién hace un mes empezamos a encontrar el juego que veníamos buscando. Pero se dio con Champa, pero no con Plaza".

Tommy Malanos, capitán de Atlético del Rosario

Primero el tradicional "piletazo" y luego la charla con los medios. Un joven capitán, como Tommy Malanos, pero con el ojo crítico de un veterano analiza que "en el primer tiempo cuando llegamos a las 22 de La Plata marcamos y eso fue importante, porque veníamos de tres pelotas de ellos en nuestro campo que defendimos bien, con el maul y con un buen tackle en el centro de la cancha.
"Pero después nos metimos en una laguna, nos prestamos la pelota para ver quien se equivocaba primero, se vio mucho juego con el pie y por un error nuestro en el fondo nos hacen un try.
"Hasta que en el segundo tiempo, agarramos ritmo, encontramos la pelota, le metimos dinámica, aparecieron los espacios y logramos muy lindos tries".

Y se mete al vestuario dejando esa sensación especial de un campeonato ganado, porque "es dudas la alegría rugbística mas importante de mi vida, porque el club representa todo para mi, es la familia, es mi casa, acá crecí, por eso el sentido de pertenencia es tan grande. Disfrutar un campeonato con tantos amigos es realmente fantástico, increíble".

Valentín Benítez, head coach de Atlético del Rosario

Y mientras los chicos dan rienda suelta a tanta ansiedad contenida, a un costado, disfrutando el festejo nos encontramos con Valentín Benítez, el head coach de Plaza, poniendo en claro "este título es de los chicos. Mi tarea es ayudarlos a hacer lo mas le gusta: divertirse jugando rugby. Siempre nos propusimos disfrutar, porque en definitiva esto es un juego, al laburo de todos los días hay que meterle alegría, para que disfruten…insisto, esto sigue siendo un juego.
Enseguida define el título como "la demostración del amor por la camiseta y el club. La única forma de lograr esto es sintiendo los colores, no hay otra manera. Acá se vio compromiso, laburo, humildad, no hay otra manera, acá y en la vida".

LAS IMAGENES DE LA FIESTA https://www.supertry.com/hubo-fiesta-en-el-viejo-plaza-jewell/

NOTAS RELACIONADAS